lunes, 14 de junio de 2010

DÍA DE LA TRADICIÓN - Su 60 Aniversario (1939 / 1999)




“La Fiesta de la Tradición no es una devoción,
es una obligación, porque es la afirmación
de la Patria Misma.”
Artemio Arán
El “Día de la Tradición”, promulgado en la provincia por la Ley 4756/39, fue, por lo que se sabe, el primero en su tipo en el territorio patrio. Y acá lo curioso: ¡fue gestado por un grupo de hombres de la cultura, ajenos ellos -salvo uno- a los trajines ecuestres! Valga entonces una evocación.
Pasa por lo general, que hablar de dicha fecha y asociarla a Hernández y al Martín Fierro, es un acto reflejo; acto que, paradójicamente, se transforma en el árbol que no deja ver el monte, al hacer pasar inadvertido al grupo de hombres que lo gestó, aunque le dé esa situación un entronque decididamente “tradicional”, ya que los hechos concebidos por el pueblo y transmitidos de generación en generación, pueden reconocer una comarca o un pago de nacimiento pero jamás arrastrar o proyectar el nombre de su autor.
No obstante, por ser el caso un hecho netamente cultural y contemporáneo, merece la evocación de sus mentores y la revalorización de su logro.
Remontémonos al 28/03/1928, cuando en la Capital de la provincia quedó fundada la “Agrupación Bases”,con la intención de contribuir al enriquecimiento del intelecto para sobreponerse al materialismo de la época”, constituyéndose en “custodia” del legado almafuerteano; siendo su nombre un “homenaje a las Bases de Juan Bautista Alberdi” -según lo propusiera uno de sus miembros fundadores, Juan Ignacio Cendoya-, y su sede, la casona en que pasara sus últimos años el poeta natal de San Justo, Pedro Palacios.
Entre los muchos logros de “Bases”, es sin duda, el “Día de la Tradición” el que más trascendió, y el que -de alguna manera-, puso el broche a su prolífica existencia, ya que en 1945 cerró su ciclo vital, depositando en la Federación Gaucha Bonaerense (también creación suya y embrión de lo que hoy se conoce como movimiento tradicionalista organizado), la continuación de los festejos del 10 de noviembre.
Sin lugar a duda, los antecedentes que obran en el “Museo Almafuerte” dejan en claro que la idea de propender a la institucionalización de un día que conmemore las tradiciones gauchas sin que sea un festivo más, correspondió al poeta nacido en Ayacucho, Francisco “Pancho” Timpone, quién en una reunión de básicos (así se autodefinían los miembros de la Agrupación), en “el rancho criollo” de Justiniano de la Fuente, en la noche del 13 de diciembre de 1937, propuso abocarse a esa brega iniciando las gestiones necesarias ante el Poder Legislativo, tomando la fecha del natalicio de Hernández (“hecho trascendental en nuestra literatura autóctona”), como una fecha símbolo para evocar todo lo atinente a las tradiciones gauchas. A dicha proposición adhirieron entusiastamente todos los presentes: Juan Carlos Dellatorre, Arturo C. Schianca, Mario L., Sureda, Víctor A. Carlaván, Francisco Carbonell y el propio dueño de casa.
Casi inmediatamente Mario L. Sureda publicó en las páginas de “El Argentino”, un artículo bajo el título de “El Día de la Tradición”, que obtuvo rápida y grande repercusión.
Cuando el 6 de junio de 1938, “Bases” presentó oficialmente la nota con su solicitud ante el Honorable Senado provincial (presidido entonces por Aurelio F. Amoedo), al escrito que firmaba Víctor A. Carlaván como secretario designado a ese efecto (ad hoc), se adjuntaba el texto de dicho artículo.
De allí en más, sería ímproba la tarea desarrollada por el que resulta padre espiritual de la fecha, el poeta Timpone, quien a raíz de seguir insistentemente, paso a paso, cada uno de los movimientos del expediente que se generara con la presentación de “Bases”, recibió de sus compañeros el mote cariñoso de “la hormiga” por su incansable tesón, o aquel otro de “el monje blanco de la secta básica”, con que lo recordara el escritor costumbrista de la cordobesa Bell Ville (Fraile Muerto), Artemio Arán, ganado por la gente de la Agrupación para la causa de las tradiciones.
Ante lo bien encaminado de la gestión legislativa, “Bases” editó en junio de 1939, un folleto dirigido “Al Pueblo de la Provincia”, titulado “La Fiesta de la Tradición”, ilustrado en su portada por la imagen de un gaucho, lazo en mano (fruto de la creación del “básico” Atilio Boveri, que quedaría como lema gráfico de la fiesta), con una leyenda que rezaba “Las tradiciones son la raigambre de oro de la historia. Festejar las tradiciones significará glorificar la historia”, más esta breve cita: “Año Jubiloso de 1939”. ¡Qué así sentían aquellos soñadores dichos aconteceres!
En aquel texto, ya se invitaba a la población, a “la peregrinación cívica al Museo Gaucho ‘Ricardo Güiraldes’, de San Antonio de Areco, en homenaje y como consagración efectiva de “El Día de la Tradición”, que “Bases” había previsto para el 10 de noviembre de ese año.
Finalmente, tras las aprobaciones unánimes en las Cámaras de Senadores y Diputados, el 18 de Agosto quedó promulgada la Ley 4756/39 instituyendo la fecha gaucha, la que se publicó en el Boletín Oficial (entrando en vigencia), el 9/09/39.
Recordemos aunque sea al pasar, los nombres de los senadores Atilio Roncoroni y Edgardo J. Miguez, y de los diputados Carlos Sánchez Viamonte y Ernesto de las Carreras (h), entusiastas oradores todos ellos, en aquellas memorables sesiones.
Y llega el primer 10 de noviembre, y entonces -como recordaría “Bases” al año siguiente-, “con la colaboración de las autoridades provinciales y de los intendentes municipales de La Plata y San Antonio de Areco”, se realiza como ya lo tenían previsto, en el Parque Criollo, el primer festejo de las tradiciones.
Ya a partir de 1940, La Plata contendrá en su seno la fiesta, de allí que “Bases” considerara “indeclinable deber, significar (…) lo que ha representado, para alcanzar el mayor brillo,. Y ver coronada con el mejor de los éxitos su iniciativa de festejar el Día de la Tradición en la Ciudad Capital de la provincia de Buenos Aires, la colaboración amplia, generosa y patriótica del gobierno” provincial.
Sobre el particular, en carta que dirigida a Enrique Udaondo (Director del Museo de Luján) remitiera “Bases” con la firma de Timpone, al imponerlo de las novedades para noviembre del ’40, le expresa: “Este año -así como el anterior lo hiciera en San Antonio de Areco- nuestra Agrupación no escatimará esfuerzo alguno por esta fiesta de la argentinidad, de tan alta jerarquía nacional (…)”.A partir de ese año y por varios más, a la concreción de cada fiesta seguirá la publicación de un libro, resumen de todo lo acontecido. Cada uno de esos opúsculos, en su portada rezaba: “Día de la Tradición – 10 de Noviembre – Iniciativa de la Agrupación Bases”.
Con el advenimiento de la democracia, por esos caprichos de los hombres, la Ley 10220/84 modificó a la Ley 4756/39 el Art. 3° original, que pasó a decir: “Declárase sede provincial permanente de la tradición a la localidad de San Antonio de Areco…”.
Por otro lado, por Ley Nacional N° 21154 de 1975, el Congreso Nacional extendió a todo el territorio argentino, la vigencia del 10 de noviembre como “Día de la Tradición”, (cumpliéndose lo que era una inconclusa aspiración de “Bases”), declarándose Ciudad de la Tradición a la Ciudad de San Martín, por ser ésta, pago natal de Hernández.
60 años han pasado. La intensidad de los festejos ha sido intermitente. El esplendor de los años 40 se fue apocando, para resurgir entusiasta en los 80, fructificando con un montón de celebraciones en distintas localidades de la provincia y el país.
Sirvan estas líneas, como un homenaje a D. Osvaldo Durán, que con sus 96 años, es el único básico sobreviviente.
Y cerramos con las palabras sobre la tradición del único hombre de a caballo de aquella Agrupación insigne, D. Justiniano de la Fuente: “Para su hallazgo emocional es menester olvidar la posibilidad inmediata de encontrar la prebenda perdida en el camino, para divisar arriba la eternizada estrella del recuerdo”.La Plata, 25 de Julio de 1999
BiliografíaBases 1929 (Año I – N° 1)
La Agrupación Bases en su 10° Aniversario
La Fiesta de la Tradición (Folleto, 6/1939)
Día de la Tradición, Festejos Celebrados en La Plata (Años 1940 / 1942 / 1944)
Carta Agrupación Bases a Udaondo (1/10/1940)
La Fiesta de la Tradición, por Artemio Arán (1941)
Día de la Tradición y Monumento al Gaucho – Honorable Senado de Buenos Aires (1948)
Agrupación Bases: vida, pasión y vigencia, Lázaro Seigel (La Plata Ciudad Milagro, Ed. Corregidor 11/1982)
1939-1989 Día de la Tradición – Bodas de Oro, Carlos R. Risso (9/1989)


(Artículo publicado en el ejemplar Nº 29 de Revista "El Tradicional")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada