miércoles, 9 de julio de 2014

JULIO SECUNDINO CABEZAS ¡Voy Al Hombre Nomás!

El 13 de diciembre de 1988 fallecía en General Rodríguez, Don Julio Secundino Cabezas, “Cunino” para los amigos.
Los datos sobre la fecha de su nacimiento son inciertos, más allá de saberse -según él decía- que nació en “el Chubut”, criándose en Esquel, su “patria chica”, referencia que el muy respetado hombre las sogas, Don Luis Alberto Flores, que lo entrevisto varias veces cuando residía en Villa Insuperable, partido de La Matanza, amplía en una nota aparecida en agosto de 1963 en la Revista “El Caballo”, cuando informa que “nació en Gobernador Costa, en el año 1909, hijo de padre porteño del Pago de la Magdalena y uno de los primeros pobladores del oeste del entonces territorio nacional de Chubut”. 
El cumplimiento del servicio militar lo trajo a Buenos Aires, de donde ya no regresaría; acá fue domador en el Regimiento 8 de Caballería, y con el mismo oficio después fue nombrado en el Mercado Nacional de Hacienda de Liniers, donde trabajó hasta su jubilación.
Sobre este último punto, el muy paisano Don José Yebré, quien lo trató bastante como que también se jubiló en dicho mercado, nos contaba hace ya años, que si bien tenía ese nombramiento, se desempeñaba en la sección “Marcas y Señales”, y agregaba que se había casado con una lugareña, Emilia Gobi, con quien tenía una hija.
Por 1931, aparentemente a poco de haber cumplido con el servicio militar, integró el conjunto de paisanos que participó de un “campeonato internacional de jineteada” llevado a cabo en Montevideo (R.O.U.), donde fueron primeros, y siempre según sus referencias compitió en jineteada y también en pruebas con el lazo, en 1940 con huasos chilenos y en 1950 con vaqueros de EE.UU.
En Montevideo, 1932
Pero a más del oficio de domador y jinete tenía Cabezas otras dos condiciones que lo destacaban: artesano del cuero y poeta.
Como artesano se lo mentaba por la confección de botas de potro bien sobadas y blanqueadas, y como poeta cobraba fama imponiendo el “floreo” para animar jineteadas, décima dedicada al jinete y al reservado, que aplicaba preciso en el momento de la prueba, y coronaba por lo general con  un “¡Voy al hombre, nomás...!, frase que ganó popularidad en el ambiente de las gaucherías pasando al uso del común hasta el presente.
En nuestros rastreos papeleros, hemos encontrado en 1945, una de sus poesías incluida en la Revista “La Carreta”, publicación de la emblemática agrupación criolla de Avellaneda “Leales y Pampeanos”, décimas que titula “Gaucho Parejo” y que curiosamente nada tiene que ver con el “Gaucho Parejo” que incluye en su primer libro, que casualmente lleva ese título.
Al respecto, si bien éste indica en su portada el año 1958, apareció en realidad en enero de 1959, publicado por Editorial “Caymi” de Capital Federal, editorial que tuvo en sus catálogos numerosos títulos de poesía gauchesca.
De este libro se conoce una segunda edición de 1967 publicada por Editorial “Lumintón”, en la que aparece en tapa junto a un paisano joven, y al pie de la foto la leyenda “El autor enseñando a Víctor Cabezas”.
El ya citado Flores me hizo conocer esta edición, y junto a ello me preguntó: "-¿Sería un hijo suyo?". Siempre es posible que un lector informado nos desasne.
A este libro primogénito siguieron otros opúsculos como: “Voy al Hombre”, “Jinetes y Reservados” (1974), “Con Baguales y Milongas”, “Herencia de Tata”, “Abarajando Chispas” y “Floreos”.
Sus letras sencillas, nada pretenciosas pero gauchonas, fueron llevadas al registro grabado por intérpretes como suma Paz, Héctor Del Valle, Manuel Rosa, Roberto Garayalde y Carlos Martínez Luna, entre otros.
Don Julio junto a su esposa y ¿el hijo?
 Queda para el recuerdo su participación en el programa “Fortín Fiesta” de principio de los años 60 por el viejo Canal 7, y su presencia habitual en la  recordada audición “Un Alto en la Huella” de Miguelito Franco.
Si la memoria no me engaña, a los diez años de su fallecimiento se le tributó un homenaje en Gral. Rodríguez donde se inauguró un monumento en su honor, en cuyo pedestal se grabó una décima creación del poeta Agustín A. López y no de quien allí figura como autor.
(Poner las cosas en su lugar es también cosa de gauchos)
Hace 20 años que Don Julio Secundino Cabezas falta de los campos de jineteada y de los palcos de animación, pero vive en el recuerdo.

Una Anécdota

El domingo 23 de marzo de 1958 -tenía entonces 6 años-, en casa de mis mayores (“Los Ombúes” de Espinel), se realizaba una jineteada organizada por la Cooperadora de la Escuela Nº 14 “Manuel Belgrano”, sita ésta en Ruta 11 próxima a la “T” que forma con la Ruta 54, zona de Bavio, partido de Magdalena.
“Aquel día, vestido yo de bombacha, corralera y pañuelo colorado al cuello, en un momento que caminaba de la tranquera del potrero de la jineteada hacia la casa, fui detenido por un paisano (al que los recuerdos me lo traen de camisa celeste, bombacha clara, sombrero gris y pañuelo colorado), el que me paró sobre un tronco que tendría un metro de alto, y desatándome el pañuelo hizo en él, el nudo espuela.
Aquel hombre era Julio Secundino Cabezas... quien sin querer... supo prenderle al nudo de mi pañuelo, la magia de un recuerdo que creció conmigo.”
Había llegado a la fiesta como un paisano más, y tan solo pidió permiso para rifar un par de botas.
(Del libro inédito “De Los Poetas Que Conocí”)
La Plata, 14 de Noviembre de 2008
(Publicado en revista "De Mis Pagos" Nº 37)

15 comentarios:

  1. Hola Carlos, soy la nieta mayor de Don Secundino, que emocion leer esto! Te cuento que mi abuelo nacio , segun dice el documento, un 25 de febrero de 1909 en Fuerte Roca, Rio Negro, ya que no hay muchos datos de todo lo que paso hasta que el viejo llego a la capital para cumplir con el servicio militar, te agradezco tantisimo que lo recuerdes ! Un abrazo grande!
    Virginia Drazer es mi nombre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Virginia, te respondo más amplio, por correo privado.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Hola. Estoy buscando la milonga titulada: Los dos luchando parejos. Por favor me la podrían pasar.? Muchas Gracias...

    ResponderEliminar
  3. Hola Nancy: sabes quien es el autor de esos versos?

    ResponderEliminar
  4. Hola carlos!!! Estoy buscando alguna obra, revista o texto escrito por don cunino para regalarle a mi tiito. Podria orientarme pa donde tengo que rumbear. Mil gracias desde ya!

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! gracias por visitar el sitio.
    Mirá, los libros de D. Cunino son de muchos años atrás, solo se consiguen con mucha paciencia y buscando en las porteñas "Librería de Viejo" (de usados), pues no están en venta en ningún lado, por agotados.
    Saludos,
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracis por contestarme! Se agradece la atencion! Saludos cordiales!

      Eliminar
    2. Una consulta mas, si no es molestia podria recomendarme algun libro del estilo pa regalarle??? Gracias desde ya

      Eliminar
    3. No se de donde sos vos. Pasa que los poetas que publican este tipo de versos, lo hacen como un emprendimiento personal y esas ediciones no van a librerías, por lo general. Pero hay poetas como Tito Urnissa (Las Flores), Carlos Loray (Cañuelas), Guillermo Villaverde (Ensenada), Felipe Olivera Moreno (Gral. Madariaga), Ángel Feliciano Mele (Maipú), Juan Carlos Pirali (Dolores), Julio Mariano (La Plata), Agustín López (Lomas de Zamora), e inclusive los míos. El problema es que el envío por correo, sale más que el valor del libro. Es lo que te puedo decir.

      Eliminar
  6. Hola, buenos días. Con el objeto de poder hacer un regalo a mi tío, Hombre campero de Entre Rios; Estoy tratando de Consiguir el Libro "Campereando" de Julio Secundino Cabeza, cualquier dato de conseguirlo sera muy bien recibido. Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola Emanuel. Si ves más arriba, en otra respuesta esta contestada tu inquietud.
    Saludois

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, tengo en mi poder algunos de los libros, mi abuelo regalaba todo y no quedo mucho, pero lo que tengo lo voy a escanear y te lo mando para que puedas tenerlo vos que estas mas cerca de la gente, yo vivo en un lugar que no puedo hacer mucho, les dejo un abrazo grande e infinitas gracias por recordar al abuelo Julio.

      Eliminar
  8. Hola Virginia. Sos muy gentil. Pero para que no te tomes un trabajo de loco, te cito todo lo que tengo del abuelo Don Julio, cosechado en mis largas búsquedas: Gaucho Parejo (1959), Abarajando Chispas (20 págs. 1965), Jinetes y Reservados (1974)y Recostao en la Tranquera (1980).
    Te cuento que el 4 de abril entré en imprenta mi próximo libro, en el que hablo de 27 poetas, uno de ellos Don Julio. Cuando puedas pasame tu mail (por si no lo tengo), así llegado el momento te hago llegar un ejemplar.
    Saludos,
    Carlos

    ResponderEliminar
  9. Hola me dio gusto encontrar esta publicación mi padre admiraba y apreciaba a Julio, falleció en el año 89.
    Guardo el poncho que intercambio por el el suyo con Julio y también tenía un facón que lamentablemente extravié con las iniciales de Julio en el cabo una pava y un mate todos en oro, una desgracia fue haberlo perdido para mí. Pero atesoro el poncho.
    Quisiera conseguir sus libros.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por visitar el sitio.
    Desgraciadamente debo decirte que conseguir los libros de Cabezas es casi imposible porque no fueron re editados, y son ya de hace muchos años.

    ResponderEliminar