domingo, 31 de julio de 2016

DANIEL MELITÓN ELÍAS

                                      Hijo  de  Norberta Piquet  y  José María Elías, nació en Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, el 10/03/1885  -según consta en los registros parroquiales- criándose a partir de 1888 y hasta alrededor de 1900 en la estancia familiar de Mojones Norte, Departamento de Villaguay, permanencia que le permitió conocer  la vida rural de esa época.
A los 16 años ingresa como internado en “La Fraternidad” de Concepción del Uruguay, y cursa estudios en el Colegio Nacional que fundara Urquiza. En esos años comienza a borronear sus décimas, viendo la luz algunos de sus poemas en la revista estudiantil.
Ya bachiller, se establece en La Plata para seguir la carrera de Derecho en UNLP, recibiendo el diploma de su título el 22/10/1914.
Según sus biógrafos, en su estadía platense vivió “la bohemia literaria. Porque se acercó a los cenáculos y compartió con los líricos de entonces la soñada plática…”. Frecuentó la casa de Almafuerte, a quien admiraba y con quien trabó amistad.
El mismo año de su graduación se establece en su provincia, en Gualeguay, donde es designado Defensor de Pobres y Menores, permaneciendo allí hasta mediados de 1919, cuando nombrado Juez en lo Civil y Comercial de Gualeguaychú, vuelve a vivir a su ciudad natal aunque brevemente, ya que al año siguiente ocupa el Juzgado de Concepción del Uruguay, donde se radica.
Respecto de su poesía, el gran santafesino D. Julio Migno, lo definió: “Orfebre y miniaturista, no pierde el rumbo en la obra; pone el  oído sobre los pastos, y por ello su acento es afirmativo y rotundo como contracanto de espuela.”
Lucido autor de sonetos y décimas, muchos de sus temas pueden inscribirse en lo que Adolfo Golz llama “criollismo épico”.
Con un poema de éste tono titulado “La Lanza”, el 9/07/1910 obtuvo el Primer Premio en los Juegos Florales que organizó el “Centro Patriótico de la Juventud de Paraná”.
Sus libros, de edición póstuma, son: “Las alegrías del sol” (C. del Uruguay, 1929) y “Los arrobos de la tarde” (C. del Uruguay, 1938).

Voluntariamente renunció a la vida en Concepción del Uruguay, el 29/11/1928, siendo despedidos sus restos en el cementerio, por otro gran vate entrerriano: Delio Panizza.

1 comentario:

  1. Un placer pasar por tu blog.
    te invito a visitar el mío. Saludos!!!
    http://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar