sábado, 23 de junio de 2012

DON FEDERICO OBERTI - ¡ INVESTIGADOR !


         Cualquier interesado y cualquier curioso de las cuestiones terruñeras reconoce ante la sola mención del nombre de Don Federico Oberti, a un hombre preocupado por conocer, desentrañar y difundir todo aquello que tenga que ver con la vida cotidiana de nuestro pasado rural; el hombre, su indumentaria, sus hábitos, las tareas, los usos, los animales, y muchos etc. más, han sido los motivos centrales de su preocupación e investigación, que plasmó en cientos de artículos en diarios y revistas -dispersos en el país-, y en las páginas de libros valiosos, difíciles hoy de conseguir.
         Pero, contemos someramente quien era.
         Federico Rolando Simón Oberti Risso, vio la vida en San Antonio de Areco, el 3 de septiembre de 1902, siendo el menor de los 10 hijos concebidos por el matrimonio de Dña. Teresa Risso y Don Angel Oberti.
         Si bien su trascendencia se corresponde con la actividad literaria y periodística (se inició en medios pueblerinos de la década del ’20), ejerció -paralelamente y por muchos años- la profesión de artesano platero, con casa del ramo instalada en calle Bartolomé Mitre nº 1258 de Capital Federal, tal cual lo atestigua el aviso publicitario que se reproduce. En otros avisos se identificaba como “platero criollo” o “un platero de ley”.
         Periodísticamente, hacia 1928 crea en Santa Lucía, partido de San Pedro, el periódico “El Crisol”, y en San Antonio de Areco, “El Sol”. Pero quizás la actividad continua y prolífica desarrollada en el capitalino diario “La Prensa” a partir de 1957 y por espacio de dos décadas, haya marcado un importante jalón en su trabajo, con un material digno de ser compilado en un volumen, de antológicas monografías sobre los más variados temas criollos.
         Otros medios que supieron de su colaboración, son: “¡Aquí Está!”, “Mundo Argentino”, “La Chacra”, “El Hogar”, “Pampa Argentina”, “Crítica”, “Auto Club”, “Selecciones Folklóricas Codex”, “Martín Fierro”, “Raza Criolla”, etc.
         Casualmente, ésta última revista corresponde al órgano oficial de la Asociación de Criadores de Caballos Criollos, entidad a la que -hacia 1961- lo encontramos afiliado, del mismo modo que en la década del ’70 lo encontramos presidiendo la Asociación Amigos del Museo de Motivos Argentinos “José Hernández”.
         Una nómina incompleta de su obra editada, es la que sigue:
-         Norberto de la Riestra, economista, diplomático y patriota (1937)
-         La indumentaria gauchesca (en Gran Manual del Folklore, 1964)
-         Platería (en Arte Popular y Artesanías Tradicionales Argentinas, Eudeba, 1964)
-         Hipólito Vieytes, precursor de los estudios agropecuarios (aproximadamente 1966)
-         Mil trescientas leguas de posta en posta (1972, edición para bibliófilos)
-         Historia y Folklore del Mate (1979)

         Su trabajo constante supo del halago y las distinciones, así en 1959 fue becado por el Fondo Nacional de las Artes, y recibió “Mención Especial” de la Subsecretaría de Estado de Cultura y Educación, en Región Bonaerense (período 1965/67), por su trabajo “Nueve temas para el estudio del folklore”, y así también el último libro de la lista que antecede mereció el 1º Premio de Folklore del Fondo Nacional de las Artes.
         Tenía 90 años cuando una desafortunada caída al bajar de un taxi, le hizo golpear la cabeza contra el cordón de la vereda, y si bien llegó a recuperarse, el golpe provocó un coágulo que luego ocasionó su deceso, el 31 de marzo de 1993.
         Don Federico, lúcido nonagenario, trabajó hasta último momento en un libro dedicado a la historia de la carreta, como importante medio de comunicación y progreso en la vida nacional. La obra quedó concluida, incluso con sus gráficos, ilustraciones y fotos, y si bien su segunda esposa
-María Eugenia López-, buscó apoyo editorial para su publicación, el interesante libro se mantiene al presente inédito.
         En abril de 1993, en forma póstuma -aunque estaba designado desde mediados del 92-, la Asociación Argentina de Escritores Tradicionalistas (con sede en La Plata), le otorgó su “Distinción Trayectoria”, testimoniada en el diploma respectivo, en acto que se desarrolló en el salón de la Agrupación TradicionalistaLa Montonera” de Ensenada, y donde fue su hija la encargada de recibirla;  casualmente, el mismo lugar donde en 1979 se había realizado la presentación de su libro sobre la historia del mate.
         A 103 años de su nacimiento y a doce de su desaparición física creemos sobradamente merecido el recuerdo de éste meticuloso hurgador de nuestro pasado.

(Publicado en Revista "De Mis pagos" Nº 20 - 04/2005)

1 comentario:

  1. Bien por la informacion.Me gustaria saber como comprar alguno de los libros.Desde ya gracias.Nicolas.

    ResponderEliminar