lunes, 13 de agosto de 2012

ENRIQUE UZAL

LR 11 – Radio Universidad – “CANTO EN AZUL Y BLANCO”
Micro Nº 55 – 29/04/2012
Con su licencia, paisano!
Acomodado en la cocina grande, junto a la ventana para tener mejor luz, mientras gustamos un mate, vamos a ver si hablamos de “Poetas Criollos… y otras yerbas”.



ENRIQUE UZAL. Nacía hace 120 años, el 4/03/1892, en San Miguel del Monte, y muy joven -no había cumplido aún 24 años-, el 3/01/1916 contrae enlace en Capital Federal, prolongándose en un único hijo, Enrique Nicanor.
Laboralmente, durante 30 años se desempeñó en la Aduana porteña, como “guarda almacén”.
Quienes lo frecuentaron y trataron, recordaban y evocaban su trato afable, su predisposición a la tertulia larga y el decir de sus versos. Se ha escrito que era “todo él síntesis sin par de nobleza, sencillez, cordialidad, honradez y amistad ancha…”.
Es hombre maduro cuando llega al libro. Corre 1940 y aparece “Tientos Sobaos”, con palabras introductorias de sus íntimos amigos Salvador Riese y Osvaldo Sosa Cordero; y en 1948 nace su segundo libro, “Rezos Pampas”, éste con comentarios del “Patriarca de los Gauchos”, Don Santiago Rocca, entre otros.
Con cariño se refirió a sus libros llamándolos “manojos de humildades”, sin saber, quizás, que en ellos legaba al mañana un riquísimo compendio de expresiones populares.
Como buen criollo bonaerense, era un hombre identificado con la forma de ser y sentir del hombre de la campaña porteña. Su expresión poética es fluidamente campera, campeando en cada uno de sus versos esa sencilla realidad paisana (del hombre y del paisaje), capaz de hacer retozar de gusto, el corazón de quienes disfrutan con fruición del verso gaucho.
Consustanciado con la temática criolla supo recrearla con facilidad y acierto, y supo también, impregnar su composición con coloridas expresiones de sana picardía, muy acostumbradas en el hombre de la campaña.
Si bien son notables sus décimas y sonetillos (la estrofa del soneto escrita en versos octosílabos), incursionó con calidad en las “prosas poéticas”, forma expresiva que utilizara habitualmente Don Artemio Arán, como así mismo en versos de arte mayor como el propio soneto y cuartetos.
En 1948 su poema “Un tal Lisandro Maidana”, mereció 1º Premio del Certamen de Temas Gauchescos organizado por el Centro de Residentes Riojanos.
Sabemos también, que a más de sus libros, 17 temas fueron editados en partitura, entre ellos el tango “Yo sé de tu tristeza”, y 7 de ellos registraron grabaciones.
Un 25/04/1954 -hace 58 años-, poco tiempo después de haber sido homenajeado en un teatro porteño por amigos y simpatizantes, fallecía en Buenos Aires a los 62 años de edad.

2 comentarios:

  1. Siendo muy joven tuve el honor de conocer parte de la obra de Don Enrique Uzal y de conocerlo personalmente también en una de las visitas que hacía regularmente a Monte. Un saludo a su memoria.

    ResponderEliminar